5 cosas que he aprendido siendo madre.

IMG_8201.JPG

  1. De repente cuando eres madre entiendes el significado de la palabra magia. Magia desde el minuto cero, desde el minuto que el cacharrito de plástico te da positivo y lees las instrucciones 8 veces comprobando que los dos palitos significan que efectivamente estás preñi. Pasando por el primer día que le ves su carilla arrugada e hinchada y a ti te parece que estás frente a la nueva futuro modelo de Victoria’s Secret, seguidamente de esas interminables noches que te da el coñazo y solo piensas en dormir y cuando se duerme (¡al fin!) te paras a mirarle y piensas: eres el coñazo más adorable que existe bajo la faz de la tierra. Es magia porque nunca, escúchame lo que te digo que es muy heavy, nunca habrás hecho un tu vida algo tan importante, bonito y perfecto. Y lo has hecho tú solita, con tus arcadas, tu cuerpo gordi, tus noches de insomnio, con tus cambios hormonales y … bueno también con él, pero él solo participó en el embarazo en la parte divertida 🙂 . Es magia porque no soy capaz de hacer unas lentejas decentes y voy y hago una niña.

Leer Más